3 de febrero de 2013

una buena y una mala...

la buena
 es saber que si uno toma el control de su vida....
puede decidir con ella lo que quiera....
como un derecho incuestionable, puede quedarse sumido en la mierda, 
o puede levantar la cabeza, sacudirla y ver que hay camino... 
optar por uno, seguir, arrepentirse, devolverse  y  paralizarse, detenerse.
Se  puede vivir como si se fuera un muerto...
e inmóvil se puede dejar que las olas a uno lo golpean de orilla en orilla... 
o se puede tener el control remoto de la vida, y elegir ver el sol, llenar los pulmones de aire y cerrar las heridas mientras se abren nuevas puertas.
al final de cuentas, aunque por distintas razones uno no lo note, o no lo quiera ver...
mientras haya vida, se es libre...


y la mala, es que aunque no nos guste,
el resto tiene el mismo derecho.

2 comentarios:

Marité dijo...

Lamentablemente hay muchos que prefieren quedarse sumidos en la mierda en vez de vivir y viven como si fueran muertos...

Marité dijo...

Y ese es también su derecho...