3 de junio de 2007

Sayonara....


No tengo palabras de agradecimiento.
Me voy en deuda con Japón, con su gente, con mi empresa, y con tantos otros que me apoyaron y de una u otra forma hicieron posible mi paso por Japón.
Haber podido conocer este maravilloso país que en unos pocos años paso de la destrucción total a un nivel desarrollo, ejemplo para la humanidad, haber sido favorecida visitando sus empresas y recibiendo clases de sus maestros, son regalos de la vida que espero estar a la altura de poder retribuir.
Haber conocido al pueblo japonés, ejemplo de respeto y amabilidad hacia los demás y como no decirlo, hacia el medio ambiente, son parte de la gran lección, que ha hecho de mi vida un antes y un después de Japón.
Y no puedo despedirme, sin agradecer la posibilidad de haber vivido en un centro de becados, compartiendo con personas de los más diversos países y culturas, personas que me enseñaron que los seres humanos somos mas iguales que distintos y que el lenguaje es una barrera que no impide la verdadera amistad.

La ultima fotografía, esta vez no es de bellos paisajes ni templos, la última fotografía es de la fiesta de despedida, en el momento en que se escuchaba parte de nuestra banda sonora (shimauta) minutos antes de que las lagrimas nos embargaran al decir Adiós, a tantas personas que están en mi corazón al igual que otras que no aparecen, pero que son difíciles de olvidar.

Gracias y hasta siempre.
Posted by Picasa

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya; no he podido evitar ponerme nostálgico con tus palabras...
Pero ahora tienes que mirar a Chile; allí está tu vida, tu gente, todo tu mundo... Enhorabuena Lili; tienes una gran experiencia a cuestas... Espero que me des algún consejo, si algún día viajo a Japón...
Gary
dedalo_75@hotmail.com

Cortesana dijo...

wow!!

Japón, un sueño...bellas fotos

y Chile te da la bienvenida...

besitos

Cristy dijo...

Es increible que algunas experiencias marquen nuestra vida.. me imagino como tu dices que hay una lirio antes y despues... espero que de vuelta en Chilito, la vida te tenga muchas mas sorpresas...
un fuerte abrazo y feliz regreso

aNRReSiNHo dijo...

Que increible experiencia la que viviste! Y que envidia (sana) siento! Creo q a todos en el fondo nos encantaría q nuestro país fuese un poco como Japón... Con su cultura milenaria, su desarrollo tecnológico, su limpieza, la amabilidad de su gente, etc. Que te puedo decir... Increibles las fotos y todo lo que nos enseñaste (ni en un reportaje de Travel & Adventure aprendería tanto jaja!).

Bueno, un saludo a la distancia y suerte en tu retorno al terruno.

Andrés

Kaín Iscariote V:. M:. del Jardín de Cristal dijo...

Uuuuuh!!!! JAPON, que linnnndo!!!!
Wow! la raja!!!
Hola pues, sta. Lirio. Que bueno verla pasar por mi reino virtual !
(O_U) Y obviamente no me olvido de los paseos a medianoche por Irrazabal en post de la BaLeDuc, o sea, eso ya es parte de la mitologia!!!
Mil besos desde Madrid!
Clau

el sobaco de mi hermana dijo...

Iba a escribir sobre una fiesta pachequísima a la que fui ayer. Lo titularé delirums tremens, pero como la neta no sabia bien a bien como se escribia consulté en google. Salieron algunos resultados y fue ahí que di con tu blog. Que buen viaje, acá en méxico se dice: chingón el viaje, chingonas las fotos también. Saludos.
Israel

Pd. Visita el blog.

Juan Cosaco dijo...

arigato gozaimas... curioso, yo también estuve en Jpn hace poco.