10 de enero de 2011

poesía muere, poesía nace...

Un diez de enero murió la poesía en Gabriela.
Un diez de enero nació la poesía en Huidobro...

Y hoy escojamos celebrar la vida, la vida del que iba a ser rey, del que fue dios.
Del dios que lo tiene todo, que lo vive todo, el del todo por el todo, el valiente, el creador de mundos, el verborreico, el que llora, el que ama, el que existe...
Como quien sabe que vivir, no es más que la eterna búsqueda de la belleza.

...

Resbalando
Como canasta de amarguras
Con mucho silencio y mucha luz
Dormido de hielos
Te vas y vuelves a ti mismo
Te ríes de tu propio sueño
Pero suspiras poemas temblorosos
Y te convences de alguna esperanza.

La ausencia el hambre de callar
De no emitir más tantas hipótesis
De cerrar las heridas habladoras
Te da una ansia especial
Como de nieve y fuego
Quieres volver los ojos a la vida
Tragarte el universo entero
Esos campos de estrellas
Se te van de la mano después de la catástrofe
Cuando el perfume de los claveles
Gira en torno de su eje.



"... el adjetivo cuando no da vida, mata"

3 comentarios:

Diablogris dijo...

Muy buen poema de Huidobro...
Y buena tu intro también.
Saludos Lilian ;)

Martîn dijo...

Hermoso aporte

"Yo soy el único poeta de este siglo."
— Vicente Huidobro

jms dijo...

Ya era hora que volvieras :-)
(si, supe que no te habías ido)