7 de enero de 2010

Contrato

Entonces llegó corriendo, con su gran sonrisa y la montonera de suspiros.
Reconozco que tuve dudas, pero cada vez que le miraba a los ojos, todo se desvanecía, se nublaba y no podía fijarme en nada más que en los te quiero, los te cuidare, y todo acompañado del para siempre, con la luna de testigo y todas las estrellas con mi nombre....
Así que sin dudarlo y con mi propia sangre, selle el pacto.


"el tiempo es relativo y la verdad es temporal"
...eso decía la letra chica, y de tanta prisa, no la leí.

2 comentarios:

:: CLauD!o :: dijo...

la letra chica ... la puta letra chica.

será que deberían venir escritos sólo en letra chica los putos contratos?.

como sea, que dure lo que tenga que durar, no más.

un abrazo, amiga

carlosmxax 2.4 dijo...

siempre pasa lo mismo
que existe algun modo en el cual te pasan gato por liebre
por eso se debe estar atento a todas las señales, o no hacer caso de ninguna, y talvez se pase mejor???
nose