3 de septiembre de 2009

Vida de Poetas.

Siendo muy pequeña, me toco visitar por casualidad a una anciana mujer con los ojos más lindos que recuerdo, se llama Delia del Carril y yo ni sospechaba quien era. Años más tarde, trabaje en la Fundación Neruda y necesite aprender del poeta. Lo leí hasta el agotamiento, me aprendí todo, escuche las mejores anécdotas de su vida de boca de sus propios amigos, pude acceder a sus manuscritos y termine sintiéndolo como alguien cercano, como alguien a quien se conoce tanto, que uno lo detesta.

Y yo detestaba a Neruda, a ese hombre machista, coleccionista impulsivo, tan lleno de egoísmo y con tanta facilidad de olvido. Cómo iba a perdonarle a mis 20 años el abandono de Delia, a quien yo consideraba la detonante de su éxito, cómo iba a perdonarle en los años en que mi sangre era puro idealismo, el capitulo del abandonado a su hija o a su esposa holandesa. Por esos días, me sentaba en una de las casas que habitó, buscando un rastro, un espacio de sus mujeres, algo que él hubiera hecho por ellas, y en medio de tanto culto a él mismo, no había nada. Sin embargo, miraba esas hojas escritas descabelladamente con lápices a tinta verde, o esas servilletas de avión escritas de un tirón, llenas de sentimiento entrelazado perfectamente de pura belleza, y todos mis reparos a Neruda se desvanecían, pues finalmente para escribir hay que vivir con el corazón a mil, y él lo sabía.

Por esos días deje que la poesía me abrazara o los poetas no lo sé. Y me deje maravillar con el lúdico Huidobro (y cómo no rendirse a sus pies), con la desolación de Carlos Pezoa Veliz, y tantos otros. Por ahí, y habiendo superado piecesitos de niños… logre introducirme un poco en la obra de Gabriela Mistral, esa mujer a quien no podía quitarle de encima la caricatura de la inspectora del internado en que estudie, pero que sin embargo hablaba del "Mujerio" y que parecía encender las paginas en algunos ensayos y varios poemas. Algo tenia esta Señora tan parca y sería que no me convencía, era cosa de mirarla, de leer alguna biografía y de dudar hasta de la autoría de su obra… era muy fome, tenia vida pacata y con esa carga de mártir dedicada a los niños, me hacia bostezar antes de intentar encontrar el motor de su inspiración.

En fin, todo esto es cuento viejo, ya no leo poesía, ni me dedico a entender los motivos de la creación de nadie… (Ahora leo LUN!!!), ya no busco conocer la vida de los poetas, pero las noticias traen la buena nueva, y revelan las cartas de amor de Gabriela con su Secretaria (Doris Dana). Misivas cargadas de belleza, derroche de sentimiento capaz de derrumbar la estatua que la pacatería nos quiso vender de Gabriela y nos devuelve el reflejo escondido de una vida real, con dolor, miedos y pasión…



“Tal vez fue locura muy grande entrar en esta pasión. Cuando examino los primeros hechos, yo sé que la culpa fue enteramente mía. Yo creí que lo que saltaba de tu mirada era a[mor] y yo he visto después que tú miras así a mucha gente. Loco fui, insensato: como un niño, D[oris], como un niño”.
(GM a DD, ~20 iv 1949, Veracruz).


8 comentarios:

Víctor Hugo dijo...

Sin duda vamos a tener que re leer a la Gabriela.... en esas cartas debe estar su verdadero ser..

muy buen post!

un abrazo
VH

Germán Diego dijo...

La vida del poeta.......

La vida de la poetiza....... (Tú)

Siempre con un sentido que casi nadie ve pero muchos no entienden.

Un abrazo y muchos besos de Norte a Sur mi lily Monster.

mistisolar dijo...

Y los escritores malditos?
Pienso que la clave de la fuerza expresiva y por ende de una vida intesa,está en el apasionamiento hacia algo, en los extremos vivenciales.

Cuidate muchoo

Magistral dijo...

Leí el Artes y Letras con fragmentos de sus cartas, y definitivamente, algo me pasó a mí también.

Vieja culiá, no era tan vende mula.

Lo que me eriza la piel, es darme cuenta que en definitiva el "amor" provoca una sarta de actitudes que a mí en lo personal, me generan repulsión per sè

Amor, maldita entidad ahueona-vidas.

Un abrazo

 kotto dijo...

Creo que el amor contenido de Gabriela... la hacía ver asi , dura, de hierro... pero el volver a interpretar sus letras desde "otro" punto de vista.. la hacen ver como una mujer llena de amor...

Cariñossss

Pd. y bien maricón que era neruda pa manejar su vida no?...

rpoeta dijo...

lo mejor de la vida son las sorpresas, y encontrarse con esa respuesta que ansiabamos en algo que no nos cuadraba, a veces es producto del azar, a veces de la experiencia, de darle el sentido justo a eso que no nos daba ningun sentido, en el caso de Gabriela es en parte asi, aunque su lesbianismo era un secreto a voces, y que lloren los pechoños y que el mercurio siga mintiendo como siempre, Gabriela no es más ni menos por esto, sino caeriamos en los matinales o en el SQP, aunque hasta esta noticia es demasiado inteligente para ellos...jajaja
besos chica delirante, espero su paso por el blog poetalandia, se ve que ha tenido cosas ue decir, besos miles

Santiago Paz dijo...

De puro intruso llegué aqui...


beijos.

@santiago_paz

Caminante e Hiperventilado dijo...

Soy intruso también, pero me encanta leer blogs y es como una adicción a la cual soy muy tolerante..

Una persona común y corriente demora en comprender la vida del poeta, sin embargo el poeta la entiende, la desdobla y la redibuja para ti

Me hiciste acordar de la niñez cuando mis lecturas favoritas eran precisamente las líricas, hoy con suerte un par de papers científicos y un diario todo simplón.

El honor de haber conocido una parte en vida de la historia de uno de estos grandes, aparte las que te tienen que contar, con sus herencias literarias te tienen mucho que enseñar

Un abrazo, saludos, genial tu artículo