17 de agosto de 2008

y cómo?


Con el corazón hipotecado, es bien poco lo que puedo hacer, de hecho intento escribir… busco palabras para decorar este lugar, algo que logre llamar tu atención, que te haga cruzar la vereda y te sorprenda, te haga gritar, despertar, reír, llorar y vibrar mientras sostienes tu mirada en la mía.

...Algo que te impulse a fundir tu vida sin miedo a perderla, tal vez en un beso o quizás en una caricia.


Busco sacarte de la quietud en que te encuentras, quiero que te pierdas conmigo, quiero desarmar tu vida y limpiar los despojos de las ruinas de las batallas pasadas que viven en ti.


Suéltate de la baranda y sácame el disfraz.




4 comentarios:

Marisol dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
franco ferreira dijo...

quisiera lo mismo... siempre. Maravilloso anhelo. me gustó el post. Me gusta que te vueles pensando cosas así y luego poder dscubrirlas cuando me doy el tiempo de visitarte.

Siempre un gusto. Cuidate mucho. Pásalo la raja y nos estamos leyendo ;)

Zopzapxetín dijo...

Hola, a verdad quise escribirte en lo de la chica del montón, pero no lo encontré luego de una ardua búsqueda de unos veinte segundos. Así que como últimamente el tiempo está girando en contra de las manecillas del reloj. Además, por un tema estratégico (leerás esto antes de urgar en lo del pasado).
en fin, a lo que iba, estuve buscando nuevos blogs, esto es algo nuevo para mí, así que estoy a la caza de creatividades nuevas, perspectivas, delirios y cosas varias. Así que me encontré contigo.
Un placer leerte un rato, me haré tiempo para hacerlo más a fondo.
a ver si me criticas las ideas.
Adieuu.

markin dijo...

nos ponemos el disfraz, o nos lo ponen.

Alguna veces nos complacemos en mirar, y es que hay tanto por ver, tanto... y te escondes.

Una señal pide el que ve, una señal de saberte en tu estado original más allá de lo que se pueda aparentar.

:)