29 de abril de 2008

Trescientas sesenta vueltas!!!


La noche en que las luces de la ciudad dejaron de alumbrar, yo no me di cuenta, pero lo sentí.

No sabía bien que pasaba, y me puse a girar y a girar hasta marearme, hasta querer vomitar, hasta no poder cerrar los ojos y querer parar…

He tratado muchas veces de volver a ver, pero ya nada se distingue ni brilla.

Esa noche, espere la sorpresa que la oscuridad traería, espere que algo pasara, espere tal vez ingenuamente, ser capaz de conducirme por las penumbras, de salvarme, de ser salvada…

360 vueltas, y estoy en el mismo lugar, pero con mil errores sobre los hombros, que me pesan, que me agobian, que me impiden buscar tu mirada, y me recluyeron a la oscuridad.



A veces, la melancolía me castiga
y las errores me condenan

19 comentarios:

:: CLauD!o :: dijo...

wow! qué manera de volver! tantas vueltas y estamos aquí de nuevo!

carlosmxax 2.4 dijo...

entre tantas vueltas, algo se aprende, no todo es en vano...
creo yo...

saludos

 kotto dijo...

la nostalgía, la melancolía aveces se vuelve demasiado castigadora...

un beso nena

Venus dijo...

Es verdad, los errores condenan, pero a todo nos acostumbramos y finalmente los sentimientos dolorosos se disuelven porque se vuelven tan conocidos que se hacen transparentes...

Saludos

Shrekxter dijo...

En la espesura del bosque, mi mano se extiende temblorosa.

Una rana me observa.

¿Dónde estás? Ni tú mismo lo sabes. Venías bastante bien. Pero algo ocurrió en el camino y ahora estás extraviado. O te faltó fuierza o te faltó sabiduría. Y ahora estás extraviado. ¿Volverás? Antes de retornar al origen debes preguntarte por qué es necesario hacerlo. Tal vez es allí donde querías llegar y no te habías percatado de ello. O tal vez te convenga más seguir avanzando y dejar tu hogar atrás.

Pero si deseas retomar la senda, debes desandar tus pasos.

Piensa bien. ¿Adónde querías llegar?

¿Qué montaña estabas subiendo? Tú lo tienes claro, o al menos alguna vez lo tuviste. Recuerda ese momento de luz y reemprende el camino. Probablemente, debas retornar al origen antes de seguir. No te pierdas de nuevo.

Puedes no encontrar siquiera una amiga de ojos grandes.



Un torbellino de emociones, acciones, fluyendo, iendo, viniendo.... el peor error es encerrar las experiencias en un error...

Los errores condenan porque no dejaste cicatrizar la herida, y la urgaste por largo tiempo. En cambio cuando lo dejas cicatrizar esa marca te recuerda la experiencia, y rememoras riendo por lo que pasaste....

pero despues de todo... quien soy yo para decirlo no... :P, la experiencia no se transmite .... se adquiere...


Saludines,,, buen fin de semana....

Dying dijo...

"A veces, la melancolía me castiga
y las errores me condenan"
-Como a todos ;)
Lo bueno de todo esto es que al menos te salió un escrito y muy bueno por lo demás.
Y el planeta sigue girando ...
:S

Un abrazo,

Amado Torres De Saavedra dijo...

Del Delirio nacen las ideas nuevas, desnudas, delirio vibrante, giratorio, deambulante. Delirium Tremends, vómito expiatorio, calvario jadeante, pero liberador...y ese olor, ese avinagrado color a los ojos de mis narices, ese no es más que el aroma de mi redención. Hoy se me da hoy se me quita...vamos Piero, hay que sacarlo todo afuera, para que adentro nazcan cosas nuevas.
Te extraño Extraña, de vez en cuando ven a verme y déjame una flor, déjame un delirio.
http://versosytrazos.blogspot.com

N. dijo...

Aún estas adentro, por eso no ves nada más...

Más temprano que tarde, aquello decantará y volverás a nacer, más fuerte, más sabia, más completa...

Así es el camino de la sabiduría. Duele. Y mucho.Pero tiene una recompensa enorme.

Ya la verás. Todo a su tiempo.

Cariños solidarios

FOLKEN dijo...

Estoy en la misma que tú...
he dado miles de vueltas, y al final estoy donde mismo...
¿será la crisis de los 30?
No lo sé...
Y la melancolía tbn me causa estragos...

Víctor Hugo dijo...

uf! ... qué bien escrito!...
y sip .. a veces la melancolía nos toma en un abrazo casi mortal ... y no nos suelta hasta que nos deja esxhausto de dolor....

saludos! te echaba de menos!

Germán Diego dijo...

jajaja
Ora si te prolongaste re lejos
mi delirio delirante.
y que tal
le pudiste vomitar a la sombra
del mareo lo mucho que deseas
el calor humano.......
muy bien soñada esta realidad
llena de baches y topes
vista desde la acera de enfrente
a tus anhelos.......
Saludos aterrizados en este folclore humano tan lleno de vueltas y giros.
hasta por ahí de Noviembre.

N. dijo...

Pasé a desearte una buena semana.

Dejé respuesta en comentarios

Fuerza, y muchos cariños

Néstor Luis González dijo...

saludos y besos

 kotto dijo...

hoooooooolaaaaaaaaaaa túuuuuuuuu!!!!

 kotto dijo...

buen fin de semana eeehhh

Néstor Luis González dijo...

Cuantos grados recorriste si dista 360 vueltas? Uhm... Este... Ya te digo... Ehm... Bueno, ¡yo estudié periodismo, no matemática pura!

words dijo...

Hi, de solo leer sobre la cantidad de vueltas que diste hasta yo sentí mareo. Sabes que? soy nueva en este blog, visite el tuyo y está espectacular, me gustaria si puedes visitarme mi dirección es: http://words-wordsonlywords.blogspot.com

Saludos y gracias adelantadas si me visitas

 kotto dijo...

escribe pronto...

Amado Torres De Saavedra dijo...

¿Sólo lo imaginé?...