2 de marzo de 2005

Una más del Montón

Recorriendo esta jungla bloguera llegue al de NZNZ donde tiene un post increíble, “too mush” el ultimo.

Para los que les de lata leerla, hace la descripción de una mujer con la que definitivamente no tendria un orgasmo, una intelectualoide al más puro estilo Cumbiera Intelectual de Johansen y otras tantas cosas que no me hacen mas que reconocer que finalmente de especial no tengo nada, que si me califican entre las que cantan a Julieta venegas en el auto, se saben la vida de Neruda y Cortazar, o que prefieren a Bjork, Chary, Fito, que aun se conmueven con Silvio y tantas cosas más que debo sacar al menos unos 80 puntos, los suficientes para decir, no soy nada de especial... soy igual a otro montón de mujeres sub 35...

Ahora mi tarea es descubrir que me separa de ese montón de hombres que caen en la misma?, siendo más snob todavía comiendo suchi y hasta encontrándolo rico, se mueven en la onda tecno entre el espacio Riesco con agua mineral y palm incluida, creo que no mucho, se mantienen en “onda”, se declaran agnosticos, leen el the clinic, repudiamos los abusos de DDHH, y somos tan predecibles como un millón más.

Seremos tal vez solo un prototipo con leves diferencias que nos hacen creernos especiales?... cuando finalmente vamos a los mismos lugares, tomamos el mismo trago, escuchamos la misma música, con las pequeñas salvedades al parecer somos de la misma tribu,... puaj...

Me llego!!! que enrolladaaaaaaaaaa, la cague, me despecione, somos todos obvios, predesibles, o al menos en mi mundo...

en fin, deben haber otras tribus, que aun son desconocidas para mi.

6 comentarios:

Aldea Diaguita dijo...

Puede ser que seas del montón, también yo me siento del montón a veces, pero el hecho de darse cuenta, de tener conciencia de tu posición marca una diferencia abismante con el resto de los tipicos postmodernos hedonistas underground y todos los calificativos que quieras.
Mas o menos a la manera de Socrates (momento intelectualoide) el problema no es la ignorancia si no el no saber que eres ignorante.

Hans dijo...

Sin duda hay quienes creen estar mirando desde la cima del olimpo juzgando a los mortales por sus gustos y tendencias, sin darse cuenta de que están sólamente sobre una tarima mental porque el agua les toca los zapatos y el barro los ensucia como a todo el mundo.

Dificilmente pueden existir dos seres iguales, menos "un montón" de seres, ya que todos somos distintos. Quién no pueda ver diferencias y no encuentra especial a nadie, simplemente es porque su propia envoltura en el egoismo los hace ver lo que quieren ver, reflejandose ellos mismos en lo que ven.

konus dijo...

A mi me gusta pensar que me puedo diferenciar del montón a cada rato, si todos van subiendo me pongo a bajar, pero ahí me hago parte de los que "bajan"... así que me voy para el lado izquierdo... pero me hago parte del otro montón.

Hay tanta gente que hagas lo que hagas serás parte de un montón... eso parece.

A mi me gusta pensar que no, que me puedo diferenciar :)

Isabel Llanten dijo...

Konus te las mandaste con esa frase!!

"Hay tanta gente que hagas lo que hagas serás parte de un montón"

I reverence your wisdom...

Saludos y cariños a todos :)

unsologato dijo...

To be or not to be.
Pero el montón está ahí, al alcance de todos. Siempre algo nos distingue, quizás las historias de cada uno y la capacidad de crear. Eso es lo más humano que tenemos. Diferenciarnos en vidrios de colores, marcas, lecturas o tragos, no tiene demasiada importancia, es sólo parte de la ilusión. Lo único que nos distingue es la manera como nos acercamos al misterio, como convertimos el orgasmo en auténtica obra de plenitud personal.
No me hagan caso, me puse a maullar muy fuerte.
Saludo felino!!!

notemetasenmivida dijo...

yo no soy snob, pero me gusta bailar en espacio riesco y en la estacion mapocho con agua electronica... xD

:)

saludos